¡Volvemos!

Pero ya no somos las mismas. Nosotras, igual que tú, formamos parte de los individuos y colectivos que, gracias a nuestra actitud de afrontamiento, nuestro empeño en dar pasos adelante, lo estamos haciendo posible. Reconociendo que nos flaquean las ganas, que la apatía y desgana sigue presente, os animamos a hacer frente a la defensa mental que nos hace excusaros en la prudencia para evitar el afrontamiento, para huir de la sensación de inseguridad.

Doblarse sin romperse

Los sucesos difíciles de la infancia o de cualquier otra etapa de nuestra vida, provocan en nosotros efectos que en muchas ocasiones son muy dolorosos pero que consiguen ser transformados en el tiempo. ¿Qué ayuda a las personas a sobrevivir a infancias duras?¿De qué les han servido en sus vidas el haber pasado por estas situaciones?¿Cómo se las han arreglado para disfrutar en momentos posteriores de la vida de las experiencias que se les negaron primero?